El Método Hinaishin: La acupuntura intradérmica japonesa

El Método Hinaishin: La acupuntura intradérmica japonesa

La acupuntura intradérmica o acupuntura Hinaishin es una técnica natural de origen japonés creada por el Doctor Kobei Akebane. Se trata de una terapia indolora, suave y muy eficaz que trabaja los mismos meridianos y puntos que la acupuntura tradicional china.

Este tipo de acupuntura corporal se basa en los fundamentos de la teoría del Yin-Yang, la de los Cinco Movimientos y la del Zang-Fu, entre muchas otras prácticas tradicionales, lo que permite hacer un buen diagnóstico previo que detecta los puntos claves a tratar.

Se trata pues de una terapia natural que consiste en la inserción de una aguja de menos de 1 cm de longitud y 0,16 mm de grosor en la superficie de la piel. Gracias a una pequeña cabeza en su extremo impedirá que la aguja penetre totalmente dentro del cuerpo, siendo sujetada a la piel mediante un esparadrapo y pudiendo permanecer durante varios días.

Este método fue popularizado en Japón por el Doctor Kobei Akebane en la década de los años 60. Durante las Olimpiadas de Tokio 1964, los preparadores occidentales observaron como los Karatekas y Judocas se trataban las contracturas y golpes con unas pequeñas agujitas, lo cual atrajo su atención sobre el funcionamiento de este método.

El Dr. Akebane observó que mediante la acupuntura tradicional, los pacientes obtenían una mejoría rápida, pero que sin embargo la duración del bienestar era muy corta. Partiendo de este problema, el Dr. Akebane desarrolló unas pequeñas agujas que podían permanecer en el cuerpo durante varios días. Los primeros resultados con esta nueva técnica fueron increíbles, y aunque los pacientes tardaban un poco más en mejorar, el bienestar era mucho más duradero.

Aguja Intradérmica Japonesa Hinaishin


Las
agujas empleadas en esta terapia se dejan de forma prolongada en el cuerpo para producir un estímulo continuado de 3 a 7 días con el fin de que se produzca el efecto terapéutico deseado. Para el buen empleo de esta técnica es muy importante garantizar todas las medidas posibles de asepsia e higiene.

La diferencia entre el método Hinaishin (acupuntura intradérmica) y la acupuntura tradicional, es que esta última requiere de una aguja de mayor tamaño, mayor profundidad y atravesar tejidos para llegar de forma directa al punto energético. Sin embargo, la acupuntura intradérmica, la cual estamos tratando en este artículo, trabaja el punto de forma suave, sin dolor y de forma más espaciada en el tiempo, puesto que la aguja trabaja en la piel durante varios días.

El número de sesiones sugeridas para este tratamiento pueden ser semanales o quincenales, pero en total no deben pasar de 7 sesiones. Esta técnica es muy efectiva y eficaz para tratar o aliviar hasta 500 tipos de patologías distintas, entre los que se destacan aquellos casos de dolor muscular, articular, lumbalgia, ansiedad, estreñimiento, entre muchos otros. 

 

En mi estudio de Shiatsu en Barcelona practico esta técnica complementada con otros tratamientos de origen oriental como el masaje Shiatsu o el Sotai.

Por ello, si tiene usted cualquier dolor o lesión que le interese mejorar, puede escribirme y probar esta técnica que, aunque actualmente es aún muy desconocida en España y en Europa, resulta muy efectiva y trabaja de forma suave, no invasiva e indolora para el cuerpo.