¿Qué causa la retención de líquidos?

¿Qué causa la retención de líquidos?

El modo de vida sedentario multiplica los problemas de circulación sanguínea, tanto de circulación sistémica o general (relacionada especialmente con problemas cardiovasculares) como de circulación periférica (que afecta sobre todo al retorno venoso y, por tanto, a las piernas).

Un problema de civilización

El sedentarismo “duplica el riesgo de enfermedades cardiovasculares, diabetes y obesidad y aumenta el riesgo de cáncer de colon, de hipertensión arterial, osteoporosis, problemas lipídicos, depresión y ansiedad”, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Pero esta afirmación de las consecuencias del sedentarismo incluso se queda corta. Hay que añadir también el síndrome de piernas pesadas, las hemorroides, las varices, las flebitis, las trombosis venosas y la retención de líquidos, que afectan en su mayoría a las mujeres.

 

¿Como detectar la retención de líquidos?

La retención de líquidos es un problema que afecta a muchas personas, y que se suele manifestar en diferentes partes del cuerpo, siendo responsable de la celulitis edematosa, hinchazón abdominal o bolsas bajo los ojos. Las causas de la retención de líquidos suelen ser diversas, si bien las principales son los cambios hormonales que se producen durante el embarazo, adolescencia o menstruación; la herencia genética; el exceso de peso; los problemas circulatorios.

 

Trucos para reducir la retención de líquidos

Sigue una alimentación variada y equilibrada

Desde la naturopatía nos indican los beneficios de dietas o grupos de alimentos beneficiosos, como aguacates, pescado azul, frutos secos, etc.… por ser ricos en omega-3 y tener poder antiinflamatorio. Son indicados también los extractos de plantas que podemos tomar como la vid roja, grosellero negro, olivo y extracto de arándanos.

Una dieta basada en frutas, verduras, legumbres y cereales integrales nos ayuda a no consumir harinas refinadas y alimentos industrializados y procesados, que desestabilizan el metabolismo de los líquidos.

 

 

Hidrátate correctamente

Se aconseja beber entre 1 y 2 litros de agua diarias dependiendo de la actividad física realizada: más deporte, más agua. De esta forma renovamos nuestras moléculas de agua corporal. Otra indicación de los nutricionistas es tomar té verde para activar la función renal, pero hay varias más.

Practica una vida activa

Hacer con constancia ejercicio físico es muy beneficioso para estimular una correcta circulación sanguínea y evitar que el organismo acumule líquidos reteniendo las toxinas en nuestro cuerpo.

 

Las personas que llevan un estilo de vida sedentario son más propensas a padecer problemas de retención de líquidos, por eso aconsejo aumentar las horas de ejercicio a la semana y no estar muchas horas sentado.

A cada hora tendríamos que levantarnos unos minutos y mover nuestro cuerpo.

Hay un par de ejercicios que podemos hacer:

  • Rebotar con las puntas de los dedos de los pies, varias veces.
  • Ponernos de puntillas y estirar los brazos hacia arriba y dejarnos caer.

Los beneficios del Shiatsu

El Shiatsu es un masaje manual y natural, reconocido oficialmente en Japón como una terapia que contribuye a mejorar la salud, estimulando la capacidad de autocuración del organismo.

La terapia Shiatsu-Drenaje aplicada a todo el cuerpo, permite paliar los problemas originados por la retención de líquidos, gracias a la presión ejercitada en puntos y meridianos específicos del organismo.

Mi protocolo de trabajo se inicia boca abajo en la camilla para relajarnos y luego paso trabajando con una combinación de técnicas de Shiatsu y Drenaje, comenzando por cara, sigo por cuello, continuo por el abdomen y acabo en las piernas.

 

Te aconsejo que lo pruebes. Tu cuerpo y tu mente te lo agradecerán. Puedes consultar todas las terapias que ofrezco y no dudes en contactarme por cualquier consulta.