Shiatsu: Acupuntura sin agujas

Shiatsu: Acupuntura sin agujas

Cuando hablamos de acupuntura lo primero que siempre nos viene a la cabeza es el típico tratamiento con agujas. El Shiatsu, sin embargo, permite también practicar la acupuntura pero sin agujas mediante el empleo de la presión de los dedos y las palmas de las manos sobre el cuerpo. El objetivo sigue siendo detectar todos los desajustes físicos y energéticos del cuerpo y así corregirlos.

 

¿Cómo se practica?
La terapia del Shiatsu, al contrario de los que pasa con otras disciplinas, aborda el cuerpo en su totalidad, imaginando el cuerpo humano como una red de canales o meridianos por donde fluye la energía vital de las personas. El Shiatsu moderno, integra los postulados de la medicina oriental y occidental.

Los puntos de presión se sitúan de forma estratégica en las áreas del cuerpo donde el chi (energía) se bloquea según la medicina oriental, y tratando los puntos gatillo de la medicina moderna, permitiendo manipular dichos puntos de forma totalmente natural.

 

Pero… ¿Qué puntos estimula el Shiatsu?
Podemos identificar dos  puntos principales de acupresión. Por un lado tenemos los puntos locales, que son aquellos referidos a las áreas en las que experimentamos molestias o dolor, y por otro los puntos de activación o sistémicos, que son todos aquellos puntos conectados a los puntos locales, mediante canales energéticos o cadenas musculares.

 Una vez el terapeuta de Shiatsu detecta, mediante la exploración y el cuestionario, los puntos locales doloridos, es capaz de estimular los puntos de activación y mitigar o eliminar el dolor y las molestias, para sentirse mejor.

Equilibrio salud bienestar

¿Cómo se aplica?
Estas son las principales claves que te ayudarán a entender cómo se aplica el masaje Shiatsu, pero sobre todo en qué se diferencia del resto de masajes orientales:

  • El terapeuta aplica presiones de forma perpendicular a la superficie del cuerpo, combinando con Doin (movilizaciones), Sutoretchi (estiramientos) y otras técnicas manuales.
  • Para las presiones se utilizan principalmente los pulgares y las palmas de las manos, aunque en ciertos casos se pueden utilizar otras partes del cuerpo, como por ejemplo los pies en el Shiatsu Soku.
  • No se ejerce la fuerza con cada dedo, sino que se proyecta el peso desde el Hara (vientre) en cada punto de contacto.
  • El contacto sigue el trayecto de músculos y meridianos.
  • Las dos manos permanecen en contacto con el cuerpo: se complementan y/o alternan según los estímulos aplicados.
  • El masaje-Shiatsu se aplica sobre ropa fina o directamente sobre la piel, no utiliza aceites.

 

¿El Shiatsu cura?
Responder esta pregunta tan recurrente es complicado. Hay muchos estudios que han investigado sobre esta terapia, y las visiones son muy dispares. Lo que sí que se puede afirmar es que el Shiatsu aumenta la producción de endorfinas dando una sensación de bienestar, da un sentido de frescura porque mejora la oxigenación de los tejidos, libera la rigidez articular y aporta una distensión psicológica que ayuda a conciliar el sueño.

 

En Shiatsu Miloal, el centro de terapias alternativas y naturales en Barcelona, ofrecemos una serie de tratamientos y masajes orientales que contribuyen a tu bienestar personal.

 Cualquiera que esté interesado en probar esta terapia (la sesión de tratamiento dura una hora) puede ponerse en contacto a través del formulario de contacto.