Shiatsu, un tratamiento natural antiestrés

Shiatsu, un tratamiento natural antiestrés

¿Cuántas veces nos hemos encontrado en una situación límite de estrés? ¿Y cuántas de estas veces no hemos podido controlar nuestros impulsos o las reacciones de tu cuerpo?

Cuando este tipo de situaciones incontroladas se producen de forma continuada, lo mejor es escuchar el organismo para reconectar con uno mismo, y alinear el mente y la cuerpo. Existen muchas disciplinas que trabajan el “yo” interior de forma integra, como el yoga, la meditación o las técnicas de relajación del Shiatsu.

El Shiatsu es una terapia manual, que tiene como objetivo armonizar el cuerpo, la mente y las emociones a través del contacto físico. En el tratamiento del estrés es muy importante la capacidad de escucha y conexión con el terapeuta, pues el paciente necesita descargar tensiones y relajarse.

Como profesional del Shiatsu, busco ejercer presiones en el cuerpo de forma lenta y profunda, manteniendo un mismo ritmo, y las combino con técnicas miofasciales craneales para proporcionar un estado de calma completa. Por norma general, trabajo todo el cuerpo con la intención de favorecer el desbloqueo articular y el agarrotamiento muscular. Doy una especial importancia a las regiones del cuello, hombros, espalda y cráneo, y utilizo puntos clave que refuerzan las defensas vitales, fortalecen el cuerpo y ayudan a aliviar la fatiga, tanto física, como psíquica.

Lo ideal, es recibir las técnicas del Shiatsu durante un periodo de tiempo prolongado, con el objetivo de ayudar al cuerpo a recuperarse en su totalidad, normalmente trabajo con los pacientes una vez por semana o cada quince días. 

De la misma manera que otros masajes de origen oriental, el Shiatsu también se basa en una concepción holística de la salud, considerando cuerpo y mente como dos partes de un todo. Al estar todo conectado, cualquier problema físico tendrá también una consecuencia a nivel emocional, por lo que el Shiatsu buscará la forma de corregir estos cuadros de somatización.

 

El Shiatsu como liberador de las tensiones
El Shiatsu, además de tratar determinados trastornos físicos, contribuye también a mejorar los cuadros de estrés. Las terapias de este arte tiene un poder relajante y liberador de tensiones increíble, que ayudan a desbloquear el cuerpo, y a conocerlo mejor, de tal manera que puedas tomar conciencia de él, de tus pensamientos y las emociones que te envuelven.

El objetivo del Shiatsu en estas situaciones de estrés es producir una relajación total y un descanso reparador, activando la circulación sanguínea y el sistema nervioso autónomo. La relajación que se experimenta con estas técnicas,  permite que nuestra mente esté cada vez mejor. Los efectos de una sesión a nivel profesional se notan al instante, y hace que una vez hayamos terminado, nos sintamos aliviados, dejando atrás el estrés y mejorando automáticamente nuestro estado de ánimo.

 

El Shiatsu es mucho más que un masaje
El Shiatsu no es un masaje cualquiera. Se practica con ropa fina, tipo pijama, leguis, y camisetas deportivas, aunque también puede ser realizado directamente sobre la piel. Generalmente se practica sobre una camilla específica para este tipo de tratamientos o sobre una colchoneta en el suelo estilo futón y no se utilizan cremas o aceites. Además de las típicas presiones sutiles que puede tener un masaje, el Shiatsu también puede incluir Doin (movilizaciones) y Sutoretchi (estiramientos).

 

El Shiatsu puede cambiar tu estilo de vida
Cuando una persona empieza a acudir de una forma regular en una terapia de Shiatsu comienza a sentir un estado de salud óptimo. El Shiatsu ayuda a tener una adecuada circulación de la sangre, lo que es muy importante para todas aquellas personas que pasan largas horas de pie o sentados. La aplicación regular de estas técnicas, favorece la llegada de la sangre y mejora su calidad, un aspecto que contribuye en todos los músculos y órganos, y que optimiza el desarrollo de sus funciones.

Además tiene efectos directos en el sistema nervioso, facilitando la transmisión al cerebro y el envío de órdenes hacia los órganos y glándulas. Aplicando el masaje sobre la espalda, permite regular y equilibrar el sistema nervioso autónomo logrando armonizar algunas funciones que el ser humano no controla de forma voluntaria como la digestión. El Shiatsu aplicado con regularidad, restaura el equilibrio entre el cuerpo y la mente y proporciona un completo bienestar.

 

Si quieres más información sobre los tratamientos naturales que ofrezco en mi estudio de Barcelona, no dudes en contactar con Shiatsu Miloal y prepararemos un tratamiento adaptado a tus necesidades.