Zen en el mundo del Shiatsu

Zen en el mundo del Shiatsu

¿Qué es el Zen Shiatsu? Descubre sus beneficios

El término Zen significa tener “atención plena del momento presente” y tomar conciencia de la experiencia cotidiana de vivir”. Zen es uno de los caminos que nos llevan a encontrar la verdad y a poder comprender que los seres vivos somos parte de un todo, del Universo.

De este modo el Zen Shiatsu denomina así la actitud que debe desarrollar el terapeuta al transmitir el masaje shiatsu, generando un estado de calma profunda y concentración, claves para poder adquirir tal nivel de meditación zen.

En los últimos años el término Zen, Chán en China o Dhyāna en India, se han puesto de moda en occidente olvidando que en realidad es una filosofía muy antigua que tiene miles de años de tradición, en las culturas orientales. 

 

Masaje Shiatsu y Zen

 

¿En qué consiste el Zen?

El Zen es algo que se encuentra en lo más profundo de la cultura japonesa, una práctica transmitida ininterrumpidamente de maestro a discípulo desde hace más de 2.000 años.

Buscar una definición al Zen sería un error ya que podríamos limitar la fuerza de este concepto. El Zen es la vida misma y se ocupa de los hechos de la experiencia sin ningún tipo de restricción. La naturaleza no conceptual del término Zen es evidente en las frases que se hicieron populares en la China de la Dinastía Song.

Los aprendices de Zen las tomaron como su señal de expresión:

 

Sin dependencia de palabras y letras;

una transmisión especial fuera de las enseñanzas;

apuntando directamente a la mente del hombre; y

viendo cómo la mente se convierte en Buda.

 

 

Los beneficios de la actitud Zen en la terapia Shiatsu

A nivel general, las formas en las que el Zen Shiatsu devuelve la armonización energética al cuerpo del receptor permiten:

Ayuda a corregir las irregularidades en los ciclos menstruales por desequilibrios emocionales.

– Facilita reencontrar la calma y la paz mental.

Permite reducir los problemas de insomnio, tristeza, rabia, dolores de cabeza, ansiedad como terapia neurosedante.

Ayuda a reducir los problemas intestinales y digestivos derivados de problemas neurogénicos.

Ayuda a reducir dolores musculares por somatización de tipo estrés.

Contribuye a tener un mejor embarazo, y post-embarazo.

Además de todos estos beneficios a nivel general, el Zen Shiatsu permite ir mucho más allá de lo físico y psicológico, resolviendo otro tipo de bloqueos que algunas veces son menos detectables. En principio el Zen Shiatsu tiene un carácter preventivo y puede resultar muy útil como terapia complementaria para aquellas personas que tienen ciertos desequilibrios energéticos que pueden estar producidos por una enfermedad. 

 

Si quieres saber más sobre la influencia del Zen en el Shiatsu o sobre otras terapias que pueden beneficiar tu cuerpo y mente, haz click aquí. Descubre una gran variedad de tratamientos y servicios personalizados que te permitirán relajarte, corregir dolencias y conectar de nuevo con tu cuerpo. Si lo prefieres puedes ponerte en contacto fácilmente a través de la web o directamente a mi número de teléfono. Sígueme en Facebook e Instagram para no perderte detalle y estar alerta de mis últimas novedades. Además, puedes encontrar este y otros artículos interesantes en mi sección del blog donde publico semanalmente.